domingo, 1 de junio de 2008

The dead girl


Con pocas copias, un retraso de año medio y una nula promoción llega a nuestro país “The dead girl”, un film de cuyo guión y dirección se encarga Karen Moncrieff, quien cuenta con un currículo escaso compuesto por un primer y desconocido trabajo, “Blue car” (2002), protagonizado por David Strathairm y un par de capítulos dirigidos para las series “A seis metros bajo tierra” y “Touching evil”, si a esto le sumamos una carrera como actriz televisiva en culebrones del tipo “Belleza y poder” y “Santa Barbara”, la capacidad de despertar algún interés sería improbable si no se apoyara en un reparto de campanillas como el que tiene este film: Brittany Murphy, Toni Collette, Giovanni Ribisi, Josh Brolin, Rose Byrne, Mary Steenburger, James Franco, Bruce Davison, Piper Laurie, Marcia Gay Harden y Mary Beth Hurt. La aparición del cadáver de una chica asesinada de manera salvaje es el nexo de unión de 5 historias (“La extraña”, “la hermana”, “la mujer”, “la madre” y “la chica muerta”, son sus títulos) que de una manera u otra tienen algo que ver con ella y ayudan a revelar el como, porqué y el quién cometió ese asesinato. Narrada siguiendo el patrón utilizado recientemente por películas como “Nueve vidas”, aunque con mucho menos estilo y originalidad. Todos los personajes principales son femeninos, unos con más peso que otros, y todos aparentemente con algo que ver en torno a una joven prostituta asesinada, una joven que como se nos muestra al final tenía una propuesta de enmienda y algo por lo que merecía haber tenido la oportunidad de redimirse. La tercera historia nos frustra una posible sorpresa final, en este film que no consigue aburrirnos (su breve duración es un acierto) ni mucho menos apasionarnos. Un estupendo elenco que se diluye en una película muy sombría y de escasa trascendencia que no hará mucho por la carrera de esta novata directora. Habrá que esperar a una tercera oportunidad, cuando esta llegue.